News

Erika voltea a ver hacia detras, hacia la mesa sobre donde continuan saliendo risotadas. En el Calipso Existen otras 2 mesas llenas. En la de ellas, los hombres ya bailan con dos ficheras, y las alitas sobre pollo asi­ como los trocitos sobre pulpa son despachados con urgencia desde la pastilla.

Erika voltea a ver hacia detras, hacia la mesa sobre donde continuan saliendo risotadas. En el Calipso Existen otras 2 mesas llenas. En la de ellas, los hombres ya bailan con dos ficheras, y las alitas sobre pollo asi­ como los trocitos sobre pulpa son despachados con urgencia desde la pastilla.

Las carcajadas mas estruendosas desprovisto recelo son las de Erika, un apelativo ficticio, como todos los de estas prostitutas con las que hablaremos. Un fino chorro de voz con un dejo inmaduro que incrementa en volumen Incluso convertirse en la risa aguda que sale de la boca abierta de par en par y no ha transpirado seri­a acompanada por el palmeo de sus manos. Tez blanca, cabello rojizo, rizado, sostenido hacia atras por la diadema. Hondurena de Tegucigalpa. Treinta anos. Bailarina. Rolliza, sobre extremidades inferiores desplazandolo hacia el pelo torso gruesos, pero sobre cadaver curvilineo. Bajita asi­ como jovial. Burlona.

“A ver, papaito, ?que es lo que va a tratar?, ?en que le podri­amos ayudar?”. Erika se sienta a la mesa. Pide la cerveza. Son las 13:30 sobre la tarde. Luego de esta, tomara la despues de una diferente Incluso mas alla de la medianoche.

Ella salio de su estado a las 14 anos desplazandolo hacia el pelo dejo a los dos gemelos que pario cuando tenia 13: “Iba para el meta —y el Norte en este trayecto todo el tiempo seri­a Estados Unidos—. Lo que todos buscamos, una preferible vida”. Venia con otros cinco ninos; a ellos “les pasaron accidentes, y no ha transpirado demasiado escuchamos que a las chicas las violaban”. Erika prefirio quedarse en Chiapas. Lo hizo en Huixtla, un municipio de esta franja de burdeles, sobre este triangulo en donde habita ese espectro del que pocos, extremadamente pocos, hablan con claridad. Llego un lunes o un miercoles, nunca lo recuerda bien. Llego al hotel idealista a requerir trabajo.

—?Pero como la nena de 13 anos de vida queda embarazada y decide migrar?

—Salgamos de aqui, nunca me gusta que me vean llorar mis companeras.

En este mundo de guijarro las lagrimas son un defecto. Fuera es una calle de tierra que lleva hacia otro antro. Un callejon falto salida. Adelante, otro lupanar asi­ como una hogar de huespedes. Un eufemismo Con El Fin De seducir al complejo sobre cuartos en donde las prostitutas llevan a sus clientes.

—Es que De ningun modo conoci a mi clan. O sea, que yo soy sobre Honduras, aunque soy sobre esa personas que nunca tiene papeles, puesto que. Nunca tuve un acta sobre nacimiento. O sea, como si uno fuera un animal.

Le contaron que su mama trabajaba en el mismo ambiente: “En la puteria, igual que yo”. Dice que cuando era un bebe, su mama la regalo an una senora que se llama Maria Dolores. Y no ha transpirado de esa senora Erika se acuerda muy bien: “Esa antigua puta tenia siete hijos, desplazandolo hacia el pelo nosotros, mi hermanito gemelo desplazandolo hacia el pelo yo, nunca eramos como sus hijos, sino como las esclavos”. Hermanito le dice todo el tiempo, no obstante el seria un varon de 30 anos de vida Actualmente, si no hubiera muerto cuando tenia seis.

?Como era su vida? Sobre esclava, igual que dice ella. Con cinco anos, el trabajo de Erika era ir por las calles sobre su comunidad vendiendo paliza asi­ como pescado. En caso de que cuando la chiquilla regresaba aun le quedaba algo, En Caso De Que Erika nunca lograba venderlo al completo, Maria Dolores la azotaba con un cable electrico inclusive abrirle surcos en la espalda. Posteriormente cubria esas heridas con sal, y obligaba a su hermano a que se las lamiera. Un jornada sobre esos, un aniversario de lamerle la espalda, su companero murio; alli, en el piso en donde los dos dormian. Sobre parasitos, dijeron. Erika esta convencida de que esos parasitos salieron sobre los surcos sobre su espalda. Llora asi­ como rechina las dientes con hidrofobia. Al bando se estaciona la camioneta. 3 usuarios mas entran al Calipso.

—El conmemoracion que mi amigo se murio yo ademas enferme, me llevaron al hospital, asi­ como Jami?s mas me llegaron an ocasionar. Despues de eso, comence a vivir igual que un borrachito de la calle, dentro de basureros.

2 anos de vida anduvo de este modo. Vendiendo esto, cargando aquello, pidiendo por alli, durmiendo en todo esquina. a las ocho anos se topo con Maria Dolores, la senora sobre las latigazos, que la convencio de retroceder a su casa. “Yo estaba chiquita, no entendia extremadamente bien, de este modo que me fui con ella”.

Los golpes disminuyeron, No obstante la vida empeoro. Omar, Algunos de los hijos de la senora, que tenia quince anos de vida, empezo a violar a Erika:

—Por eso yo me pregunto: ?como voy yo a comprender sobre sexo normal si me acostumbre a que el me amarraba sobre pies asi­ como manos y por lo tanto me hacia el sexo?

Sentada en un bordillo de la avenida de tierra, sollozando afuera del Calipso, Erika empieza a dibujar el perfil de estas migrantes centroamericanas que dan vida a la noche fronteriza. Muchas de ellas sin estudios, provenientes de una vida de desintegracion familiar, maltrato y no ha transpirado atentado sexual, llegan ninas a los burdeles, incapaces de diferenciar entre lo que es desplazandolo hacia el pelo lo que deberia sobre ser. Carne sobre canon.

“Si no partis de la realidad social sobre nuestros paises, nunca vas a entender”, me habia explicado el guatemalteco Luis Flores, encargado en Tapachula sobre la OIM, que desarrolla proyectos en la franja y no ha transpirado atiende a centroamericanas victimas sobre prostitucion. Reutilizadas en mercancia: “Vienen violadas, acosadas, sobre familias disfuncionales, donde muchas veces su pater o su tio las han violado. Muchas nos han proverbio que ya sabian que en este viaje las iban a violar, que es una cuota que Tenemos que pagar. Se estima que ocho sobre cada diez migrantes hembras de Centroamerica sufren algun tipo de abuso sexual en Mexico, Conforme el gobierno guatemalteco [seis sobre cada diez, segun un analisis sobre la Camara sobre Diputados mexicana]. Viajan sabiendo eso, que abusaran de ellas la, dos , tres veces… El abuso sexual perdio las dimensiones. Desde alli entende el engendro de la prostitucion. Saben que son victimas, sin embargo nunca se asumen igual que semejante. Su logica seri­a: ‘si, conozco que lo cual me pasa, aunque bien sabia que me pasaria’”.

Leave a Reply

Scroll to top